martes, julio 11, 2006

Declaración de París sobre prioridades políticas del Movimiento Alzheimer Europeo

Las asociaciones europeas de Alzheimer reunidas en París para la 16ª Conferencia Europea de Alzheimer bajo el auspicio del Presidente de la República de Francia hicieron un llamado a los hacedores de las políticas nacionales y europeas a hacer de la enfermedad de Alzheimer (EA) y la demencia un asunto de prioridad en la salud pública.

El texto que a continuación transcribiremos es una declaración adoptada unánimemente por las asociaciones nacionales de Alzheimer y discutida por cerca de 400 delegados durante los tres días de la Conferencia. Alzheimer Europa delinea las prioridades políticas del movimiento Alzheimer europeo y los temas sobre los cuales hay que trabajar en busca del mejoramiento de la situación de 5.4 millones de ciudadanos europeos que viven con la EA u otra forma de demencia, así como también lo relacionado con los cuidadores informales o familiares.

La extensión del texto nos obliga a presentarlo fraccionado en dos artículos una parte en este boletín y la segunda en el del próximo mes de agosto. Estamos seguros que esta declaración marcará un derrotero claro sobre las acciones que la sociedad civil debe exigir a los gobiernos europeos.

Esta declaración es pues un llamado inteligente y sensible, del cual queremos hacernos voceros.

Resumen Ejecutivo

Alzheimer Europa y sus organizaciones miembros hacen un llamado a la Unión Europea (UE), a la Organización Mundial de la Salud (OMS), al Consejo de Europa (CE) y a los gobiernos nacionales para:

• Reconocer la enfermedad de Alzheimer (EA) como un reto de salud pública de primer orden y a desarrollar programas de acción nacionales, internacionales y europeos.

• Dedicar un reporte y una resolución del Parlamento Europeo sobre el estado de la atención, tratamiento e investigación de la demencia en Europa.

• Reconocer la enfermedad de Alzheimer como un problema de salud de primer orden en el texto del Artículo 152 del Tratado de la CE y desarrollar un programa de acción Comunitario sobre la EA.

• Investigar la posibilidad de proveer un programa de fondos a Alzheimer Europa para el intercambio de información y de las mejores prácticas entre las asociaciones Alzheimer nacionales.

• Hacer de la demencia una parte fundamental de la formación médica obligatoria.

• Financiar campañas de prevención dirigidas al público en general para fomentar el reconocimiento de los síntomas de la EA.

• Continuar haciendo disponibles los tratamientos existentes bajo los sistemas nacionales de seguridad social.

• Favorecer /Apoyar una revisión sobre las desigualdades de acceso existentes a los tratamientos disponibles para la EA.

• Fomentar la investigación pan-europea sobre las causas, prevención y tratamiento de la EA y otras demencias.

• Incrementar los fondos para investigación sobre EA y el apoyo y la colaboración de los centros nacionales de investigación.

• Promover el papel de las asociaciones Alzheimer dirigido hacia la profesión médica de modo que las personas diagnosticadas sean informadas sistemáticamente sobre las asociaciones de Alzheimer y los servicios de ellas proveen.

• Reconocer las contribuciones importantes ofrecidas por las asociaciones de Alzheimer y para proveerlas de apoyo financiero.

• Reconocer la carga significativa de los cuidadores de personas con demencia y el apoyo al desarrollo de servicios de respiro (descanso) adecuados.

• Desarrollar y apoyar un amplio abanico de servicios para las personas con demencia.

• Apoyar adecuadamente a las personas con demencia y a sus cuidadores para permitirles hacer uso de los servicios existentes.

• Extender el Método Abierto de Coordinación a los asuntos relacionados con los cuidados a largo término y para el intercambio de las mejores prácticas a nivel nacional.

• Reforzar los códigos médicos para asegurar que las personas con demencia sean adecuadamente informadas acerca de su diagnóstico.

• Intercambiar las mejores prácticas con vista a los sistemas nacionales de protección y tutela.

• Proveer bases estatutarias claras para directivas de efectivo progreso con las apropiadas garantías

Prioridades de Salud Pública

1. En 2006, cerca de 5.4 millones de ciudadanos en Europa viven con la EA u otra demencia. Con el envejecimiento de las naciones en todos los Estados Miembros de la Unión Europea, estos números tienden a incrementarse y los investigadores han pronosticado la duplicación de estos datos para el 2004 en Europa Occidental y una triplicación de los mismos en Europa Oriental.

Alzheimer Europa llama la atención a la Unión Europea, la Organización Mundial de la Salud y los gobiernos nacionales a reconocer la EA como un asunto prioritario de la salud pública y a desarrollar planes de acción europeos e internacionales, así como también nacionales para responder adecuadamente a los retos impuestos por el creciente número de personas con demencia.

2. En 1996 y 1998, el Parlamento Europeo dedicó dos resoluciones a la EA en las cuales llamaba la atención sobre las implicaciones de salud pública de una población envejecida y el incremento del número de población afectada por EA y otras formas de demencia. El llamado a la acción del Parlamento Europeo expresado en estas dos resoluciones ha sido ampliamente desatendido.

Alzheimer Europa llama la atención al Parlamento Europeo a dedicar un informe a la EA señalando el progreso alcanzado desde la adopción de sus resoluciones, así como también las prioridades para la acción Comunitaria en los años siguientes.

Alzheimer Europa llama la atención a las Instituciones Europeas para reconocer la EA como un flagelo de la salud de primer orden dentro del texto del Artículo 152 de la Constitución Europea “Convenio para desarrollar un programa de acción Comunitario sobre la EA”.

3. En su resolución de 1996, el Parlamento Europeo dio la bienvenida y apoyó a “Alzheimer Europa y a otras asociaciones europeas quienes atienden a pacientes de EA y sus familias”. Desde entonces Alzheimer Europa ha estado promoviendo activamente la colaboración entre asociaciones nacionales de Alzheimer y ha llevado a cabo buen número de exitosos proyectos trans-europeos. A pesar de este probado antecedente y varios comunicados al Parlamento Europeo los fondos de proyectos de Alzheimer específicos han sido discontinuos.

Alzheimer Europa llama la atención a las Instituciones Europeas para investigar la posibilidad de proveer de una financiación a la organización para el intercambio de información y de las mejores prácticas entre las asociaciones nacionales de Alzheimer y el desarrollo de proyectos pan-europeos.